El meta-bisulfito de sodio (SMBS) no es un desinfectante. Cuando se usa en altas dosificaciones, es un eliminador de oxígeno y muchas bacterias formadoras de biofilm son anaeróbicas, haciendo inútil la depuración de oxígeno. Sin embargo, SMBS previene el crecimiento de hongos en las membranas cuando es usado como una solución de almacenamiento.